Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

Rankings de países sostenibles de DPAM 2020

Rankings de países sostenibles de DPAM 2020

 

«No puede haber recuperación sin un crecimiento sostenible e inclusivo para todos»

 

  • La clasificación de sostenibilidad de los países de DPAM permite a los inversores identificar los países que están integrando los desafíos mundiales en su desarrollo a medio plazo para garantizar la viabilidad a largo plazo
  • El análisis de sostenibilidad se centra en cinco dimensiones principalmente: Transparencia y Valores Democráticos, Medio Ambiente, Educación e Innovación, Salud y Distribución de la Riqueza y Economía
  • Suecia, Noruega y Dinamarca encabezan el ranking de países desarrollados. España ha experimentado mejoras considerables en varias áreas. En particular, la población, la salud y la distribución de la riqueza han mejorado notablemente

DPAM ha publicado sus rankings de sostenibilidad de los países, del primer semestre de 2020. Los rankings, forman el núcleo del universo invertible tanto para las estrategias de deuda de los mercados desarrollados como de los emergentes.

A medida que la crisis de la COVID-19 se desacelera gradualmente, los países y gobiernos de todo el mundo están empezando a buscar formas de lograr una «nueva normalidad». El virus ha obligado al mundo entero a superar obstáculos incomparables y ha puesto al descubierto las numerosas deficiencias de nuestras sociedades actuales. En este contexto, el modelo de investigación patentado, desarrollado por DPAM en 2007, tiene el historial y la credibilidad necesarios para ofrecer una visión clara, transparente y exhaustiva de los países desde un ángulo más amplio.

La pandemia ha tenido un impacto sin precedentes en el mundo y ha provocado una serie de cambios en la forma en que vivimos, trabajamos e interactuamos con quienes nos rodean. En su punto álgido, la pandemia obligó a un tercio del mundo a quedar confinado. Los gobiernos han impuesto severas restricciones a nuestras libertades fundamentales. También ha tenido consecuencias dramáticas en el empleo. La Organización Internacional del Trabajo estima que hasta 25 millones de personas están actualmente sin empleo como resultado directo de la pandemia, y el bienestar de los trabajadores a nivel mundial ha disminuido en 3.400 millones de dólares. Como tal, esta pandemia ha puesto realmente los problemas sociales en primer plano.

A primera vista, el confinamiento extensivo ha tenido un pequeño resquicio de esperanza: las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido enormemente este año: -70% en la India, -18% en China, -58% en la UE y -30% en los EE.UU. Aun así, varios expertos en medio ambiente advierten que cualquier supuesto beneficio del confinamiento es sólo de naturaleza temporal. Las consecuencias del calentamiento global, sin embargo, son probablemente irreversibles. A diferencia de la crisis sanitaria del Coronavirus, no habrá una «vuelta a la normalidad» para el clima.

Es fundamental que convirtamos esta crisis sanitaria en una oportunidad para centrarnos en las preocupaciones clave de sostenibilidad, y asegurarnos de incluirlas en la base de nuestro futuro post-COVID. Ophélie Mortier, estratega de inversiones sostenibles y responsables de DPAM, advierte que «no puede haber una recuperación, si no incluye un crecimiento sostenible e inclusivo para todos». Nuestro modelo propietario ya lo ha demostrado en el pasado: un crecimiento de dos dígitos a corto plazo que no respete los impulsores de la sostenibilidad es probable que sea la señal de una economía altamente apalancada, en lugar de una que incluya el crecimiento futuro. Es esencial que los paquetes de estímulo fiscal para la pandemia no vayan en detrimento del medio ambiente o de los impulsores de la sostenibilidad como la atención de la salud, la distribución de la riqueza y la educación. Lamentablemente, a medida que el PIB disminuye, las prioridades tienden a cambiar».

La clasificación de sostenibilidad de los países de la DPAM permite a los inversores identificar los países que están integrando los desafíos mundiales en su desarrollo a mediano plazo para garantizar la viabilidad a largo plazo. El análisis de la sostenibilidad se centra en cinco impulsores principales: Transparencia y Valores Democráticos, Medio Ambiente, Educación e Innovación, Salud y Distribución de la Riqueza y Economía.

En la actualidad, el modelo se basa en 69 y 62 criterios para los mercados desarrollados y emergentes (OCDE y EM) respectivamente. Estos modelos ofrecen una descripción precisa y cuantitativa de las tendencias de sostenibilidad mundial. Sus componentes se ajustan constantemente para mejorar su eficacia. Como ejemplo de esas continuas mejoras, la Junta Consultiva sobre Sostenibilidad de la Renta Fija (FISAB)1 de DPAM decidió recientemente armonizar los principales impulsores de los modelos tanto para los países de la OCDE como para los de la EM. Hoy en día, nuestro modelo de país de EM tiene acceso a muchos más datos que en sus inicios. En consecuencia, la FISAB ha reequilibrado y armonizado los diferentes impulsores con los del modelo de la OCDE, para reflejar este cambio en la disponibilidad de datos.

En esta publicación de las clasificaciones, el FISAB también pone de relieve varios temas, que tienen en cuenta los actuales acontecimientos mundiales. Se centran en la distribución de la riqueza como tema clave tanto para los países de la OCDE como para los de la EM: en este siglo ha surgido un nuevo «acuerdo» social. Sin embargo, si bien las prestaciones sociales han mejorado en general para una gran parte de la población, varios países se enfrentan actualmente a la polarización del empleo, el estancamiento de los ingresos y un aumento sustancial del coste de las necesidades básicas.

El FISAB también ha decidido examinar más de cerca el tema de la educación en los mercados desarrollados, ya que los amplios resultados de las últimas pruebas del PISA acentúan las marcadas diferencias entre nuestros sistemas educativos. Por último, la Junta también destaca la importancia de la transparencia y el desarrollo de los valores democráticos en los mercados emergentes.

Comentarios sobre países específicos que pertenecen al universo de los mercados desarrollados:

  • Francia 

Aunque Francia ha recibido una fuerte puntuación por sus esfuerzos ambientales, todavía podría trabajar en la mejora de su eficiencia energética. La mejora general de la cultura política también ha dado sus frutos. Los esfuerzos del gobierno para dar una plataforma a chalecos amarillos y permitir que las voces descontentas expresen sus quejas ha llevado en última instancia a una ligera mejora en el Índice de Democracia.

Por otro lado, las pruebas del PISA revelaron que Francia ha hecho pocos progresos en su educación. Además, el país también se ve afectado por el estancamiento salarial, un riesgo de pérdida de empleo debido a la automatización, y tiene tasas comparativamente altas de pobreza relativa. Como resultado, se observa una pérdida de poder adquisitivo, que también se debe en parte al impresionante aumento de los gastos de vivienda en Francia.

  • España 

España ha experimentado mejoras considerables en varias áreas. En particular, la población, la salud y la distribución de la riqueza han mejorado notablemente. Además, las tasas medias de desempleo, y específicamente el desempleo juvenil, han disminuido significativamente. Sin embargo, si observamos más de cerca la mejora general del desempleo, nos damos cuenta de que es más frágil de lo que los resultados medios logran transmitir.

Una gran parte de la población recientemente empleada se ha inscrito en un trabajo a tiempo parcial. Observamos que el aumento del empleo se debe principalmente a la incorporación de las mujeres al mercado laboral. Esto explica también en parte el aumento de los empleos a tiempo parcial, ya que las mujeres corren un mayor riesgo de depender de ellos (permisos por hijos, conciliación laboral y familiar, etc.). Además, muchos trabajadores cualificados se vieron afectados por una ola de desempleo o se vieron obligados a cambiar a regañadientes a trabajos a tiempo parcial. Esta dependencia del empleo a tiempo parcial, y la consiguiente disminución de los ingresos, puede suponer una importante carga para el sistema de pensiones español en el futuro.

Los esfuerzos medioambientales de España también han disminuido, y su educación ha experimentado poco o ningún progreso. Además, el entorno socioeconómico sigue desempeñando un papel importante en la educación española (12-14% de los resultados se explican por la situación socioeconómica del estudiante). En consecuencia, la educación sigue siendo un ámbito que debe mejorarse en España.

  • Italia

El medio ambiente sigue siendo un tema de preocupación. Italia muestra una disminución del 10% de sus emisiones de carbono, en términos absolutos esto es un progreso, pero en relación con los otros estados miembros esta disminución es menor que la de otros países. Su puntaje de biodiversidad y sus niveles de calidad del aire se han estancado, y todos los demás factores ambientales se han deteriorado. Aunque estable, la biodiversidad se ha estancado en niveles bajos, ya que Italia sólo protege un pequeño porcentaje de su territorio. Además, la calidad del aire italiano apenas ha mejorado en los últimos cinco años (aunque el cierre por la COVID-19 probablemente proporcionará un pequeño alivio temporal).

Italia ha sido testigo de un impresionante descenso del desempleo juvenil, aunque se observa que los puestos de trabajo a tiempo completo han sido sustituidos en gran medida por puestos de trabajo a tiempo parcial (a menudo involuntarios). Las últimas encuestas del PISA fueron un factor importante para calcular el factor de la educación. Los resultados italianos están generalmente por debajo de la media de la OCDE, excepto en matemáticas, donde Italia se desempeña en línea con la puntuación media. El rendimiento medio en lectura y ciencias ha disminuido, y esta disminución es mayor para las niñas que para los niños. Un examen más detallado de los datos revela grandes discrepancias entre las regiones: Trento y Bolzano obtuvieron resultados más altos, que fueron bastante similares a los de los países con mejor desempeño. Cerdeña tuvo resultados mucho más bajos, que se acercaron más a las puntuaciones de Turquía.

  • Alemania

 El puntaje de sostenibilidad de Alemania disminuyó ligeramente. Los puntajes de la educación alemana siguen siendo altos y muy por encima del promedio de los países de la OCDE. Aún así, su media se ha deteriorado, y notamos niveles de igualdad por debajo de la media en el sistema escolar alemán. El debilitamiento de los mecanismos de negociación salarial y la disminución del número de trabajadores protegidos por convenios colectivos también ha llevado a un estancamiento de los salarios. Aunque esto podría debilitar la estabilidad y la cohesión social en caso de tensiones en el mercado laboral, vemos una tendencia al alza en los resultados del empleo en Alemania. Estos resultados muestran una saludable mezcla de puestos de trabajo a tiempo parcial y a tiempo completo. Alemania destaca especialmente como uno de los países con las tasas más altas de mujeres que se incorporaron a la fuerza laboral.


ARTÍCULOS RELACIONADOS