Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

Activismo y política de voto: dos palancas efectiv...

Activismo y política de voto: dos palancas efectivas para las estrategias ASG

TRIBUNA de Jorge Díaz, responsable de Ventas Institucionales de Amundi Iberia. Comentario patrocinado por Amundi.

Tras repasar los riesgos y las oportunidades de inversión que plantea el cambio climático y conocer las medidas que está tomando Amundi para acompañar a los inversores en su lucha contra el cambio climático, el tercer y último artículo de esta serie se centra en el activismo (engagement) y la política de voto, dos potentes herramientas que usa Amundi para fomentar las estrategias ASG.

La inversión responsable no se limita a la gestión de activos. Por eso, Amundi fomenta la inversión sostenible a lo largo de todo el proceso de inversión mediante una política de activismo y de voto que están alineadas con una visión sostenible de la inversión.

Activismo

En Amundi consideramos que el activismo aporta una perspectiva adicional a la hora de aplicar criterios ASG en la gestión de nuestros fondos, puesto que el diálogo con las empresas resulta tremendamente relevante cuando se usa para optimizar la gestión y la construcción de carteras, sobre todo en lo relativo a la identificación de riesgos.

Nuestra política de engagement se centra principalmente en tres aspectos esenciales para la responsabilidad fiduciaria de Amundi y para nuestro rol como inversores responsables: influir en el comportamiento de las empresas en las que invertimos; obtener información útil para calificarlas; votar en las juntas generales y diálogo previo.

Con respecto al primer aspecto, desde 2013 hemos sido especialmente activos en seis temáticas, entre las que destacan el respeto de los derechos humanos en los sectores de la minería y el petróleo, la lucha contra el desperdicio de comida en los sectores agroalimentario y de distribución minorista, y el impacto medioambiental del carbón entre las empresas de suministros públicos (utilities).

Además de estas revisiones sectoriales, nuestros analistas han estudiado a fondo diversas cuestiones relacionadas con el desarrollo sostenible –como gestión del agua, hidrocarburos alternativos, disruptores endocrinos, aceite de palma, etc.– que nos han permitido tomar posiciones en actividades controvertidas.

Por otro lado, como parte del proceso de valoración de empresas, el equipo de analistas ASG se reúne cada año con más de 200 empresas1En 2016, las cuestiones medioambientales representaron casi la mitad de los temas tratados, con especial énfasis en aspectos como las estrategias medioambientales, el consumo energético, las emisiones de efecto invernadero, la biodiversidad y la gestión del agua.

Política de voto

En cuanto a la política de voto, creemos que la rentabilidad financiera de las empresas en las que invertimos solo puede ser sostenible a largo plazo si conjuga un gobierno corporativo ejemplar con una robusta responsabilidad medioambiental y social. Este marco de análisis nos permite desarrollar plenamente nuestra función de accionistas, sobre todo a la hora de ejercer nuestro derecho de voto.

Amundi vota sistemáticamente en las juntas generales de accionistas de las empresas francesas en las que participa y en las de las empresas en las que posee más del 0,05% del capital, lo que supone votar en más de 2600 juntas generales al año2. Además, contamos con un sistema de diálogo formalizado por el que informamos de nuestra intención de voto a las empresas en las que mantenemos las posiciones más importantes, con el fin de abrir el diálogo y ayudarles a mejorar sus prácticas.

Más allá de este enfoque proactivo, estamos abiertos a reunirnos con los emisores que lo soliciten para hablar de la junta general o de cualquier tema relacionado con el buen gobierno. Este segundo elemento tiende a ganar importancia, ya que mejora la bidireccionalidad y fomenta un diálogo más constructivo. En 2016, por ejemplo, el equipo de Buen Gobierno Corporativo interactuó con 240 emisores, de los que casi 50 llevaron a cabo mejoras de tal calibre que justificaron el cambio de nuestra intención de voto original3.

1., 2. y 3. Informe de Amundi sobre activismo (Engagement Report), 2016.