Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

Ética Patrimonios y DPM Finanzas optan por el serv...

Ética Patrimonios y DPM Finanzas optan por el servicio de asesoramiento independiente

MiFID ha llegado para todos, también para las EAFI. Ya son dos las firmas que, ante la obligación de la directiva europea a todas las entidades que prestan asesoramiento financiero a decantarse por un modelo dependiente o independiente, optan por la segunda opción. Se trata de Ética Patrimonios y DPM Finanzas, una firma valenciana y otra madrileña, creadas en 2010 y 2013, respectivamente.

DPM Finanzas EAFI prestará un modelo de asesoramiento exclusivamente independiente, en espíritu y forma, a todos sus clientes con MiFID II. “DPM Finanzas, desde su inicio, siempre ha prestado y defendido un servicio de asesoramiento profesional, transparente e independiente, y con la entrada de MIFID II seguirá prestando exclusivamente asesoramiento financiero independiente a todos sus clientes”, subraya Carlos Farrás, socio director.

“Y aunque la normativa MIFID II sólo es de aplicación para determinados instrumentos financieros, DPM Finanzas ha extendido la aplicación de dichos requerimientos a todos los productos sobre los que asesora para una mayor transparencia e independencia en nuestro servicio, como ocurre con los planes de pensiones y los seguros de ahorro e inversión”, contextualiza.

Por otro lado, indica que al no contar con producto propio, ni prestar otros servicios de inversión (ejecución o custodia) a nivel grupo, les permite poder prestar nuestro servicio sin conflictos de interés, evaluar y comparar todos los instrumentos financieros disponibles y cobrar explícita y únicamente por el servicio de asesoramiento prestado.

Ética Patrimonios

Desde Ética Patrimonios recuerdan que la diferencia principal estriba en si los ingresos de la entidad provienen de las comisiones de los productos de inversión que recomienda o exclusivamente de los honorarios de sus clientes, eliminando cualquier potencial conflicto de interés.

“Aunque ya lo hacíamos, con esta decisión, vamos más allá en nuestra alineación de intereses con nuestros clientes y la transparencia de nuestras recomendaciones de inversión”, ha señalado Fernando Ibáñez, socio fundador de Ética Patrimonios y director general de la firma.

El responsable de la EAFI señala que “ha sido una decisión largamente debatida dentro de Ética, por sus implicaciones en nuestros ingresos y recursos empleados, además de la incertidumbre generada por MiFID II. No obstante, más allá de los temas puramente de negocio, nuestros valores empresariales nos exigen dar este paso dentro de la coherencia necesaria en una entidad que apuesta por la Inversión Socialmente Responsable (ISR)”, declara Ibáñez.