Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

¿Qué se está cocinando en Europa?

¿Qué se está cocinando en Europa?

El 22 de febrero se celebró en la sede de Telefónica un webinar organizado por DIRSE en colaboración con Spainsif y Forética para esclarecer “Qué se está cocinando en Europa” a raíz de la publicación del informe y recomendaciones del Grupo de Alto Nivel en Finanzas Sostenibles (HLEG), en el que participó Eurosif, directamente representada.

El webinar, liderado por el ex director de Empresa e Industria de la Comisión Europea, Pedro Ortún, fue moderado por el Presidente de Spainsif y Director de Desarrollo Corporativo de Forética, Jaime Silos, y la jefa de RSC de Cecabank y secretaria de DIRSE, Inés García-Pintos, y asistieron varios asociados a las tres organizaciones y otras europeas en Italia, Reino Unido y Alemania.

Tras la bienvenida de Inés, Jaime Silos hizo una breve introducción en la que resumía las principales recomendaciones del Grupo de Expertos de Alto Nivel en Finanzas Sostenibles (HLEG), que permitirán “mejorar la divulgación de los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno” en toda Europa.

El documento apunta a que la Comisión Europea pueda implementar las recomendaciones, que vienen redactadas para poder ser transformadas en iniciativas regulatorias por la Comisión de manera natural, según destacó Silos.

El webinar puso el foco en las ocho recomendaciones que recoge el Informe:

  • estableciendo una taxonomía que permite discriminar qué son y qué no son los activos sostenibles
  • clarificando la forma en que los inversores pueden incorporar criterios sostenibles y de largo plazo a sus políticas de inversión.
  • actualizando reglas de divulgación para hacer más transparentes los riesgos de sostenibilidad, empezando por el cambio climático.
  • generando –algo de particular importancia para Spainsif- elementos estratégicos para impulsar la inversión sostenible minorista y el empoderamiento de los ciudadanos para conectar con el ecosistema de finanzas sostenibles.
  • desarrollando estándares y etiquetas a escala europea (empezando por la etiqueta verde para los bonos)
  • estableciendo una infraestructura sostenible europea
  • generando un marco de recomendaciones de buen gobierno y liderazgo
  • e incluyendo la sostenibilidad en la función de supervisión europea, extendiendo así la monitorización de riesgos de su rol.

Pedro Ortún describió el proceso para llegar a estas recomendaciones, y recorrió la trayectoria del Grupo de Trabajo de Alto Nivel a partir del primer documento de la CE para introducir los criterios ASG en las políticas de gestión de los inversores. Desde septiembre de 2016 se fraguó la necesidad de consolidar y mejorar las iniciativas que pudieran incrementar la sostenibilidad del sistema financiero.

La conformación del Grupo de Alto Nivel sucedió a la publicación de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 por la Comisión y apuntaba a preparar un Plan de Acción para las finanzas sostenibles que, sin duda, según el experto, servirá de marco para los inversores durante los próximos años.

En este sentido, Ortún repasó las principales medidas recomendadas por el HLEG y que se concretan en la necesaria reorganización y estandarización de la unión de los mercados de capitales, el cambio en el tratamiento contable de la eficiencia energética, la revisión del rol de las autoridades de supervisión para intensificar su promoción de la inversión sostenible, la clarificación de las dudas del ecosistema inversor sobre la sostenibilidad, y el reporting no financiero en línea con la Directiva de Información No Financiera.

Ortún anticipó, además, que las recomendaciones serán presentadas en forma de Plan de Acción el próximo 22 de marzo en un gran encuentro con stakeholders de toda Europa. El gran objetivo que, según Ortún, concreta el informe, es el de fortalecer la solidez del sistema financiero incorporando recomendaciones éticas y criterios ambientales, sociales y de buen gobierno, priorizando entre ellas las dirigidas a la contribución de las finanzas al crecimiento a largo plazo.