Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

Hacia una sociedad y economía más sostenibles e in...

Hacia una sociedad y economía más sostenibles e inclusivas

Varias iniciativas internacionales promueven modelos de negocio con mayor y mejor valor socioambiental

Parece evidente que necesitamos modelos de negocio con mayor y mejor valor socioambiental si queremos avanzar hacia una sociedad y economía más sostenibles e inclusivas. Existen varias iniciativas internacionales que tratan de responder a estos retos como la economía circular que la propia Unión Europea promueve con la alternativa a una economía de carácter lineal basada en la extracción de recursos, o la inversión socialmente responsable que discrimina los activos en los que invierte priorizando aquellos con mejores efectos medioambientales y sociales. También la regulación promovida por la Unión Europea para avanzar en la información de los aspectos no financieros de las empresas (ahora ya traspuesta en España). Todas contribuyen a la iniciativa global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) lanzada por Naciones Unidas en 2015 y que marca los objetivos a alcanzar por la humanidad en 2030.

Pero merecen mención especial todas las iniciativas que surgen de abajo a arriba y que no esperan a las políticas de los gobiernos que a veces evidencian inercias difíciles de hacer avanzar. Hablamos de las propuestas de la economía social, del bien común, azul o la colaborativa (si bien esta última con algunas reservas ya que en ciertos casos requiere de regulación especial para evitar la precarización del empleo).

Desde nuestro punto de vista existen varios vectores de transformación que posibilitan el avance:

  1. el sector público, insertando incentivos a través de normativa-regulación que favorezcan la sostenibilidad y la inclusión.
  2.  el consumidor, priorizando la compra hacia empresas y productos más sostenibles;
  3. el inversor y el sistema financiero en general, privilegiando la inversión en activos con mejor impacto medioambiental.

Pero evidentemente todo esto requiere de individuos y organizaciones con una mayor implicación, que perciban los retos a los que nos enfrentamos y lo que favorece a la sociedad, con la convicción de que mejorando sus impactos también fortalecen a sus organizaciones. Los que lo hemos experimentado sabemos que fortalecer el valor social motiva a los empleados, reduce los riesgos– en muchas ocasiones los costes también– y mejora la percepción que la sociedad tiene de la empresa. Además, permite alinearse con la regulación y las iniciativas internacionales que conforman una tendencia en alza cada vez más abrazada por la sociedad. Sin duda se trata de una estrategia inteligente y generadora de valor.

Para colaborar con esos agentes que han entendido el valor de estos enfoques, nació SOCIAL GOB, empresa social que aporta metodología, conocimiento y experiencia para mejorar los impactos de organizaciones, programas y políticas.

Como dice Zygmunt Bauman: “el que diga que no hay alternativa es sospechoso de no querer cambiar las cosas”.

Ir a la fuente