Foro de Inversión Sostenible de España
reading FR

En inversión sostenible la industria va muy por de...

En inversión sostenible la industria va muy por delante de la regulación

 

En inversión sostenible con criterios ASG (ambiente, sociedad y gobernanza) la industria va muy por delante de la regulación. Respecto a la taxonomía de la UE, donde participamos en grupos de trabajo activamente en el seno de Inverco y otros participantes de la industria, con objetivos sobre el cambio climático, incluyendo adaptación y mitigación, parece que estamos en el estado inicial.

Tribuna de Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam.

Huella medioambiental completa de cada compañía

En los fondos de inversión de Pictet hace años que proporcionamos activamente informes respecto a  eficiencia energética, tecnología y suministro sostenible del agua, transición hacia una economía circular, control de la contaminación, gestión y reciclado de residuos, silvicultura sostenible… queremos y necesitamos que la legislación se adapte a las prácticas de la industria -que ya existen- y no que la industria se tenga que adaptar a la normativa de taxonomía e industrias.

Más aún, al analizar el universo global de compañías hacemos integración completa de factores ASG, más allá de los “mejores de su clase” (determinadas estrategias permiten seleccionar empresas de mejor clasificación ASG). Así, a partir de 40.000 compañías del índice mundial MSIC World, determinamos el espacio seguro de una compañía (en el proceso de inversión del fondo medioambiental Pictet Global Environmental Opportunities parte de la totalidad cotizadas del mundo, 40.000, para llegar a 50 posiciones). Invertir en el índice mundial es invertir en compañías que van a calentar el planeta en 5° C.  Sin embargo las compañías seleccionadas en el proceso de inversión de Pictet AM (Pictet Global Environmental Opportunities) cumplen perfectamente con los límites de emisión de CO2.

La regulación puede ayudar a homogeneizar metodologías

La regulación puede ayudar en cuanto a homogeneización de metodologías, pues incluso respecto al análisis de la emisión de CO2 hay varias. En nuestro caso no solo calculamos la huella del carbono, sino también la del uso del agua y los otros límites planetarios. Es decir, la huella medioambiental completa de la compañía. Pediría que la legislación, lejos de normativas que limiten las prácticas habituales ayude a homogenizar la metodología.

El gestor tiene la capacidad de interpretar datos ASG

Somos anti-índices, pues aunque pueden ser una buena referencia respecto a tener certeza que las compañías del mismo llevan a cabo determinados informes y cumplen normativas, no conviene en trabajar con un sub-universo.  Hay que tener en cuenta que hay que analizar la parte financiera y no financiera de cada compañía.  En este sentido, tanto en renta fija como en renta variable, tenemos en cuenta los criterios ASG, pero somos perfectamente conscientes que es muy diferente la calidad y contenido de la información al respecto que pueda proporcionar una compañía de Corea que una de servicios públicos francesa.  De hecho recibimos datos ASG de una docena de proveedores y la calidad varía por industria, sector, país y mercado. Así que en nuestro caso es el gestor quien tiene la capacidad de interpretar esos datos, pues es quien conoce a la dirección de la empresa. Eso sí, si una puntuación ASG es mala y a pesar de eso invierte el gestor invierte en la compañía debe razonarlo.  El caso es que esto hace la inversión más eficiente a nivel de compañía y a diferencia de los índices, evitamos sub-universos.  Preferimos trabajar con las 40.000 compañías del mundo, no con pre definiciones y encargarnos los filtros necesarios y de la selección.

Además quien invierte en índices en el 90% de casos lo hace por capitalización bursátil, es decir en la empresa que más valor tiene en bolsa, no necesariamente la mejor, más sostenible o rentable. Los índices tienen utilidad pero hay que entender como están definidos para saber cómo estás invirtiendo.

La pregunta sobre ASG al inversor tiene que ser flexible

Por Mifid II es obligado hacer una serie de preguntas al inversor y la pregunta sobre ASG va integrarse, como un añadido.  Al respecto tenemos que pedir que la regulación no sea inflexible (respecto del reglamento delegado de MiFID II que incorporará consideraciones ESG en la información precontractual y test de idoneidad).  Es muy importante cómo se hace la pregunta.  Siendo obligada, si se plantea como “ASG si o no” todos los inversores van a decir que si y a continuación la entidad, gestora o asesor financiero tiene que saber que productos se adecuan al perfil del inversor, hacer seguimiento, con escenarios de rentabilidad, test de estrés e información, un esfuerzo enorme.  Así que la pregunta debe ser lo suficientemente flexible para que nos dé tiempo a educar al cliente y poder proporcionarle opciones de la manera más amplia.  De manera que estamos trabajando en Inverco y Spainsif, pues queremos que el regulador mantenga una línea de legislación que no impida el buen desarrollo de la industria.


ARTÍCULOS RELACIONADOS